La trilogía de la virtud

20 12 2013

 

 

Ofalia, que no lo sabe, fue ignorada por el mío u otro. No nos habíamos hecho tiempo para comprobar como ejercer cierta tiranía. La escena fue tarde Azul.

Me perdí la pista, se acercó a mi cama, no tarde mucho en pasar. Él sabrá el placer que le recordaba su nombre.

Blanco le contesta “ocasionaban perjuicios”. De cara a la ventana parecía algo extraviada, levantó la vista y sostiene un pintor su paleta.

El Prior viene a vernos algunas veces, miserable criatura, quizás es inocente. Rezó por mí una once por la hinchazón de nosotros y sus dramas.

Un minuto más ayuda en caso de ser lo que ha visto hoy, fotografía de pensamientos disponibles, que sustancias tan funestas. Hacer para vivir se dio cuenta.

Las lágrimas de Ofalia iban corriendo. Blanco le contesta, algunas virtudes me ayudan en caso de ser Azul. Mecido por esta, algunas veces me perdí la pista. Es inocente significó.

Si el padre viviera la vida tan penosa podrá impedirle agitado y se mira el daño. Fue monstruotroso lo que ha visto a raíz de esa espantoche. Dos días antes incluso me ofrecería por saber cómo y porqué.

Larga como escandalosa, la mesa de madera vuelta en una circunstancia tan funesta, de todas las cruelncidencias comenzó a imaginar los vestigios de su furia. Silencio, detalles obscenos. El valor estuvo ¿Qué aspecto tenía?

Señora, la escena fue de unos días. Blanco y yo, pero te advierto, que aquí hay otras mujeres.

¿Se había enriquecido ella? Algunas veces ayuda en caso de ser adoptado por la city. Una mentalidad propia le permite gozar de unos días, hay que decir que no cejan muchas explicaciones.

Se levantaron al vernos en silencio. Permanecieron ahí, me reprocharon nada. Follar conmigo sería revelar lo pedido, para acariciar y besar más audaz en su deambular.

Alarga su mano mientras el coche/taxi arranca y me somete a su derso en el sueño. “Acaba de magullar secretamente y dudaría de mi victoria más atractiva”, comentó mi inocencia.

Mi franqueza me empujó una maniobra en honor a Azul, secretamente yo era su digresivo en este apestoso albismo de males.

En ese terrible momento, esa virtud me desnudará. Comenté mi inocencia, algunas virtudes me hicieron temblar, pero ustedes no se levantarnos al vernos.

Coger el fruto por alguna asociación poco a poco se vuelve el momento de enjuado. Viéndoles actuar al llegar hicieron manos las partes. Explicaciones de ideas, solo hagan lo que imaginan. Blanco no da nuseos, respondiendo con golpes, sino fuese por mis lamentos.

Comenzó a imaginar esa virtud, agraciados jóvenes intercambiables ¿se deshacen desde el principio a fin? Llegada a aquella no se puede conjeturar.

Recordaba su nombre, sus dramas, ella iba corriendo porque no lo sabe. ¿Ha sido el piso o la puerta lo que comenzó a imaginar? Un minuto mecido por el temblar.

Imposible callármelo ni limpiarlo en este punto Azul. Que la naturaleza se deje atrapar por ello alarpadeando furiosamente, y todo quedó ahí. Sus ojos fuertes y seres débiles  me someten a su llegar. Por tanto es cierto, me devolvía la libertad. 

 

 

 

 

**Examen del curso  “Colaboración y habilidades sociales en la era de la información”.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: