Jovenes ganando paciencia

8 07 2007

Esta semana tenia control con el doctor, mi segunda cita. No tenia muchas ganas de ir ya que la primera vez no fue nada agradable. De ese tipo de personas que no te mira a la cara , te escribe rápido una receta sin explicarte nada y te dice que vuelvas, todo esto en un tiempo máximo de 15 minutos, los “médicos express” los llamo yo. Pero al volver me lleve una gran sorpresa. Era otra persona, un tono dulce, informativo, ¡hasta se paro para examinarme y me trato de “reina”!. No podía creer el cambio, y me puse a pensar, , ¿Le habrán sanado las hemorroides?,¿Por fin se pudo sacar esa irritante pelusa del ojo? o ¿Le habrá tocado en la noche?.

Mientras me hacia estas preguntas, me di cuenta que habia un factor que hacia muy distinta la primera con la segunda cita, ya que en la segunda fui con mi madre, una adulta segun todas las de la ley.

Cuando note el motivo de su cambio no pude tener otra cosa que rabia . Es la clásica actitud de la sociedad con la que tenemos que vivir los jóvenes. ¿No les ha pasado en algún centro comercial cuando quieres adquirir un producto y las vendedoras conversan entre ellas y ni se inmutan? o solo se dignan a contestarte con monosílabos y de mala forma. Y luego se te ocurre ir con tu madre/padre y es otro lugar, las vendedoras corren para atenderte y les llega a salir calambres en la cara después de tanta sonrisa cínica ,para poder asi ganar la comisión.

Es lo que tenemos que vivir siempre, ya que para el mercado no somos entes generadores de dinero, lo cual nos hace simples vitrineadores odiosos y no potenciales clientes. O en el caso médico, no tenemos la “madurez necesaria” como para entender, para que perder el tiempo diran ellos.

En parte es culpa de los jóvenes, que no hemos puesto el pie firme y reclamar nuestros derechos, reclamar un buen servicio, ya que la edad no debería ser un factor diferencial.
Pero también no faltan los pendejitos que se pasan de la raya, hacen y deshacen sin importarles nada. Los que nos deja donde mismo.

Bueno, pense que me veia mas vieja y esto no volvería a pasar , sin embargo la historia se vuelve a repetir. Pero el doctor me felicito porque perdí 2 kilos .. asi que…¿a quien le importa? (que mal, who cares?! suena mas bonito :s )

No no XD, hablando en serio, es algo con lo que tenemos que vivir , esperar a ser atendidos, exigir nuestra debido trato, y pedir explicaciones correspondiente, un servicio igual para todos y asi de a poco tratar de hacer un cambio ,y si nada pasa, por último la paciencia ganada nos hará grandes.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

8 07 2007
aNi

es verdad esa wea…

te akordai esa vez ke nos fuimos del bravissimo por eso??

kaleta de rato sentas fumandonos un cigarro.. ni cenicero nos pasaron..

pedimos la karta i nunka nos llevaron na..

i en la mesa del lao dos viejas i altiro cenicero karta i wea..

me apesta…

en fin… algun dia seremos “grandes”.. aunke espero ke ese dia no llegue pronto

saludos monga

9 07 2007
germanlutz06

Hola,

Es verdad. No somos considerados consumidores de importancia, o sea cuando vamos a un local – ej. SODIMAC – tenemos que esperar horas porque los vendedores prefieren ir de prisa con el Señor que comprará una infinidad de materiales para la construcción, mientras quer nosotros solo compraremos unos tornillos, jahjahjah.

Es la realidad, estamos en este sistema y solo hay que aceptarlo. Ya nos tocará nuestro turno.

Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: