Oveja Negra

1 07 2007

Sentada. Pasan metros y metros y repito la misma acción cada vez que llega un nuevo tren. Una mirada buscando la cara conocida que espero por minutos, una mirada que a los pocos segundos vuelve a su lectura al resultar su búsqueda un fracaso.

Pasa la gente y las caras son distintas. El típico empresario apurado que mira el piso como queriendo entender como funciona el sistema de los pasos. La pareja de recien pololos que en vez de caminar, flotan, y flotan como que no tuvieran un objetivo, un punto hasta donde llegar. El abuelito que no entiende por donde tiene que salir y maldice el dia en que la modernidad se volvió tan complicada. Asi pasan estos personajes continuando su rumbo.

Siento a lo lejos el sonido del metro llegar…han pasado bastantes minutos, minutos interminables. La esperanza ya murió, y ahora la mirada que hace poco buscaba entre la gente no se inmuto al abrirse las puertas, sino que siguió en la novela apoyada en su regazo.

El tren partió, continuo su viaje y se sentía como todos en un estilo de rebaño se dirigían a la salida. Pero una de esas ovejas se acerca hacia mi, veo su sombra cuando esta cae en una de las páginas, me toca el hombro, alzo la cabeza…si….eras tú.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: